15: La felicidad nace en tu interior: vive en consciencia y en gratitud.

autonomía bienestar emociones valores
Mujer joven de pie con brazos extendidos, cabeza hacia arriba y ojos cerrados agradeciendo a la vida

¿Cuál ha sido el momento más feliz de tu vida? ¿Y el momento más importante de tu vida?

En este episodio, hablamos sobre lo que te importa y sobre cómo decides vivir tu vida.

Si cultivas tu felicidad de modo que no dependa de eventos externos, ni del logro de metas, podrás vivir de manera más significativa y sentirás que puedes conducir tu vida.

Y para eso tienes dos fuentes poderosas: vivir en consciencia y en gratitud.

¡Acompáñame! 

 

 

Permíteme introducir el tema con una historia personal. 

La historia

Cuando postulé a mi primer trabajo, después de la universidad, estaba muy emocionada pero también nerviosa. El proceso de selección había tenido varios pasos, incluido examen de conocimientos, pero ya estaba casi en la recta final. 
 

Después de la entrevista con el psicólogo, vendría la última entrevista con un gerente.
 

Entonces, sobre la entrevista con el psicólogo, me puse a pensar:

Si me pregunta qué deseo en la vida, ¿qué querrá escuchar el psicólogo? 

Como quería prepararme bien para la entrevista, me contacté con una profesional y su respuesta fue: “Las personas buscan ser felices”.
 

No recuerdo si realmente me hicieron esa pregunta o cuál fue mi respuesta. Sin embargo, esta necesidad que yo sentí de preguntar a alguien acerca de lo que yo buscaba en mi vida, me dejó reflexionando…

Hablemos de esos dos temas: qué deseas en tu vida y cuándo eres feliz.

 

 1. Qué deseas (o qué valoras) en tu vida

¿Qué buscas en tu vida?

Es quizá la pregunta más difícil que te puedes hacer, pero también es la más importante. Y solo tú la puedes responder. 

Tu respuesta sincera y conectada a tu corazón te permitirá descubrir tu “para qué”; ese propósito o significado superior que está detrás de lo que haces. 

Detrás de tu respuesta, si continúas indagando, podrás descubrir lo que valoras. 

Pregunta: ¿La felicidad es una meta en tu vida?

 

2. Cuándo eres feliz

Te hago dos preguntas complementarias.

Primera pregunta

¿Eres feliz en un momento específico?

Para refinar tu respuesta, hagamos una distinción.

 

Una emoción y un estado de ánimo

Una emoción la puedes sentir en cualquier momento (como gozo o disfrute).

Siempre es impulsada por un estímulo que puede ser la acción de otra persona o un evento externo (un evento social, un fenómeno natural, por ejemplo).

→ La alegría es una emoción


Un estado de ánimo te acompaña por un tiempo prolongado; es una emoción que se quedó contigo.

Está más conectado a tu experiencia sentida de bien-estar; lo cual depende de qué significa para ti el “vivir bien” o “vivir mal”.

la felicidad es más permanente que la alegría: es un estado de ánimo.

 

Ahora, con respecto a la pregunta: ¿cuándo sientes alegría?

 

Sientes alegría en distintas circunstancias: 

  • cuando tienes algo que celebrar (te ganaste un premio o te regalaron un perrito, por ejemplo), 
  • cuando te acuerdas de algo gracioso o de una canción pegajosa, 
  • cuando una persona se pone a reír y simplemente te contagia su sentir.

 

De hecho la risa es la expresión natural de la alegría y te permite compartir y estrechar vínculos con otras personas.

Entonces, sí, puedes sentir alegría en cualquier momento del día. Y esta emoción como viene, puede irse. Y puede llegar otra.

 

Segunda pregunta:

¿Eres feliz cuando alcanzas las metas que te has trazado?

 

Dos componentes de la felicidad

La felicidad está vinculada con saber que estás bien (como una experiencia cognitiva) y con sentirte bien (como una experiencia afectiva).

 

  • Sabes que estás bien (en tu mente) cuanto estás satisfecha/o con tu vida por lo que has logrado, por las posibilidades que tienes.  

 

  • Te sientes bien en todo tu ser, no solo en la mente: en tu corazón y en tu cuerpo. Es difícil explicarlo, solo la sientes y la disfrutas. 


Si tu felicidad depende de alcanzar ciertas metas, ¿qué pasa cuando no las alcanzas? 

Y si vives fijándote más y más metas, tu felicidad puede quedar en suspenso hasta lograrlas...

Entonces, ¿tu felicidad va más allá del cumplimiento de metas?

 

Te invito a reconocer y nutrir esta felicidad como un estado de ánimo que trasciende los estímulos externos (que causan emociones pasajeras) y que no depende de tus metas. 

Esta felicidad que surge porque sabes que estás bien, por razones no vinculadas a logros, y porque te sientes bien.

Para esto, tienes dos fuentes poderosas: vivir en consciencia y en gratitud.

 

Vivir en consciencia 

Vivir en consciencia significa que experimentas tu vida aceptando quién eres y de manera coherente con tus valores o tus “para qué”. 

El pasado no te atrapa con nostalgias o reclamos. Y el futuro no te aborda con expectativas o exigencias.

El presente es tuyo y tomas las riendas de lo que te corresponde vivir hoy… 

Lo haces de la manera más conectada posible, con todo tu ser. Y vives tu alegría cuando viene.

 

Por supuesto que es un proceso, pero cuando estás en él, lo sientes.

Pregunta: ¿Te animas a vivir en consciencia?

 

Vivir en gratitud

La gratitud es la capacidad de ser agradecida o agradecido. 

Te permite darte cuenta y apreciar la vida con todos los regalos que te brinda, ya sea en una situación particular (si tus padres te apoyaron cuando tuviste problemas) o de manera general (por el hecho de haber despertado hoy) .

Con gratitud, enfocas tu atención en lo positivo, más que en lo negativo, y puedes interpretar las cosas malas que te suceden de manera más positiva. 

 

Si estás en una situación difícil y te quedas en la queja, puedes ver todo “negro”. Sin embargo, si levantas la mirada a lo hermoso que tienes hoy, tu vida, tu familia, etcétera, podrás agradecer y encontrar posibilidades.

Pregunta: ¿Qué puedes hacer para cultivar tu gratitud?

 

Conclusión

Esta felicidad más duradera viene de tu interior, no depende de eventos externos ni del logro de metas que tú u otras personas definan para tu vida.

Si la cultivas, podrás experimentar tu vida de manera más significativa, en coherencia con tus valores. ¡Sentirás que puedes realmente conducir tu vida! 

Y si encuentras momentos para sonreír, incluso sin una razón (o por todas las razones de la vida), te estás permitiendo disfrutar y ser feliz. 

Tú decides ser feliz todos los días, cuando vives en consciencia y en gratitud. Te lo mereces.

 

Si prefieres que te cuente esto en video, puedes dar clic 👇

 

 

🌿¿Quieres tener conversaciones de aprendizaje conmigo? 🌿 Descubre qué puede significar el coaching en tu vida, en una sesión virtual de conexión.

Agendo mi sesión gratuita
¿Quieres estar al día con las publicaciones? 

Apúntate y forma parte de Aprende Siendo.

Exploremos y aprendamos juntas/os.

Al registrarte a esta lista, aceptas que te enviemos un email para informarte sobre episodios del podcast, novedades y promociones. Conservaremos tus datos solo mientras lo desees.

Conócenos
Te acompañamos