3: ¿La confusión puede ayudarte en tu aprendizaje?

emociones interpretaciones investigación maneras de aprender proceso de aprendizaje
Mujer joven con libro sobre la cabeza y preguntas

¿Aprendes y sientes confusión al mismo tiempo? Algo importante puede estar pasando.

En este episodio, tratamos un tema que nos permite reflexionar sobre el papel de las emociones en el aprendizaje. 

Te invito a explorar la influencia de la confusión en tu proceso de aprendizaje, comprendiendo el rol de tus interpretaciones y «maneras de aprender». Finalmente, te ofrezco recomendaciones para que la confusión sea aliada en tu aprendizaje.

¡Empecemos!

 

 

 

Muchas personas manifiestan sentirse confundidas cuando quieren aprender algo nuevo, lo cual puede llevarlas a bloquearse o sentir que no saben nada y que deben abandonar. Pero no siempre es así.

Es oportunidad para reflexionar sobre el papel de las emociones en el aprendizaje, bajo una premisa: No existen emociones "malas", cada emoción tiene un mensaje

Generalmente, se ha relacionado la curiosidad de manera positiva con el aprendizaje, porque esta emoción lleva a explorar, a buscar información y nuevas experiencias. En contraste, la confusión ha sido vista como una emoción desagradable que debe evitarse.

Sin embargo, si comprendes mejor que está detrás de la confusión, podrás identificar su papel en tu proceso de aprendizaje.

 

¿Cómo se origina la confusión? 

La confusión es parte natural y previsible de un proceso de aprendizaje. Surge cuando una persona se da cuenta de que su conocimiento es insuficiente, incompleto o incluso se contradice con la nueva información. 

Suele aparecer cuando coinciden dos condiciones.

 

1. Proceso de aprendizaje complejo. 

Primero, es más probable que experimentes confusión cuando te encuentras en un proceso de aprendizaje complejo que involucra el uso de distintas habilidades (como comparar, explicar, evaluar), que te invita a acceder a distintos tipos de conocimiento (teóricos, prácticos) y a aplicar lo aprendido.

Por ejemplo, hablamos de hablar fluidamente un idioma extranjero o de resolver un problema de negocios. No se refiere a realizar una tarea repetitiva que solo requiere memorizar un procedimiento.

 

2. Percepción de alta dificultad. 

Segundo, la confusión también aparece cuando tienes la percepción de que el tema o materia es más difícil de comprender que otros. Sin embargo, esta situación por sí misma también puede llevarte a otras emociones, como veremos más adelante. 

 

La relación entre confusión y aprendizaje

No es posible generalizar acerca del rol de la confusión en el proceso de aprendizaje.

Su relación depende de los entornos de aprendizaje (p.ej. presencial, virtual), los campos del conocimiento (artes, humanidades, ciencias exactas, etc.), actividades de aprendizaje y las características de cada persona. 

Sin embargo, nos enfocaremos en dos conceptos relevantes para comprender esta relación: las interpretaciones y las «maneras de aprender» preferidas de las personas. 

 

Sobre las interpretaciones

Para una misma situación, las personas tienen distintas interpretaciones, según su propia historia, cultura, experiencias previas, creencias, etc.

Una interpretación es una opinión, un pensamiento o un juicio de una persona que le da sentido a lo que vive en ese momento. Y una interpretación nos predispone a una emoción.

 

Sobre las maneras de aprender

Por otro lado, las «maneras de aprender» se refieren a: 

(i) cómo las personas comprenden el mundo (ya sea con experimentación práctica -involucrándose directamente en las situaciones, con los sentidos- o con el pensamiento abstracto -generando conceptos); y 

(ii) cómo transforman su experiencia (ya sea reflexionando sobre esas experiencias o actuando y aplicando directamente sus ideas). 

 

Estas maneras generales no son excluyentes; por ejemplo, no experimentamos sin conceptualizar de manera abstracta.

En realidad, las personas nos ubicamos en un continuo o una gama: más o menos experimentación, más o menos pensamiento abstracto.

Además, iniciamos nuestro proceso de aprendizaje de una manera y vamos incorporando otras; sin embargo, tenemos algunas preferencias. 

En resumen, las personas somos más o menos flexibles a adoptar diferentes maneras o estilos de aprendizaje. 

 

Qué haces cuando sientes confusión, al aprender algo nuevo 

¿Te motivas para continuar o decides dejar lo que querías aprender?

¿Cómo comprender esos dos comportamientos? Lo desarrollo a continuación.

 

1. Comportamiento: Continuar su aprendizaje

Una persona puede continuar su aprendizaje cuando siente el estímulo de que es necesario superar las ideas previas, a fin de acceder a conocimiento más complejo.

La interpretación asociada a la confusión, en este caso, sería:

«hay algo que no sé y necesito tener claridad».  

 

Algunos autores afirman que este comportamiento está asociado a una manera de aprender más sensorial, en la cual la persona usa su percepción y su imaginación.

Entonces, además de la confusión, la persona puede sentir interés que la lleva a investigar y adoptar estrategias alternativas para aprender lo que necesita y tomar acción, porque lo que hacía antes no le está funcionando y necesita comprender mejor.

 

Experiencia con el aprendizaje basado en problemas:

Algunos métodos de enseñanza promueven intencionalmente que las personas sientan confusión para motivar un aprendizaje complejo.

Por ejemplo, cuando estudié una maestría en Europa, pude experimentar el «aprendizaje basado en problemas». Te voy a contar un poco.

 

Este método se basa en la construcción de conocimiento por parte de un grupo, el cual es expuesto a un problema o situación de la vida real, relevante para la materia del curso, que debe resolver. La cooperación dentro del grupo es primordial.

En la primera sesión grupal, al exponernos al problema, mi primera reacción fue tratar de encontrar en mis conocimientos previos «la llave» para resolver este problema. Sin embargo, en la discusión, con el intercambio de ideas dentro del grupo, me di cuenta de que no comprendía realmente la situación – me faltaba conocer algunas cosas — y por tanto, no estaba en capacidad de resolverla.

Este «darme cuenta» permitió luego, con los miembros del grupo, con sus propias indagaciones y realizaciones, generar «temas de aprendizaje» que identificaban lo que teníamos que conocer. 

Por tanto, de la confusión y la aceptación, surgió la dirección para un aprendizaje a la medida y liderado por el grupo, con alta motivación. Probablemente, otros grupos expuestos al mismo problema, pudieron definir distintos temas de aprendizaje porque tenían conocimientos y experiencias previas distintas. 

Bueno, luego de estudiar individualmente el material, el grupo se reunió nuevamente y discutió sobre la resolución del problema, fortaleciendo la adopción de los nuevos conocimientos con aplicación práctica.

 

2. Comportamiento: Abandonar lo que se quería aprender.

La confusión puede llevar a abandonar lo que se quería aprender

En este caso, ¿qué interpretación está detrás?

La persona piensa que ha perdido control y que, a pesar de intentarlo, no puede aprender, lo cual es injusto. Puede sentir tristeza, miedo, rabia, todo junto.

 

Este comportamiento estaría asociado a aprender de manera abstracta o de una sola manera. La persona tendería a estudiar más, invertir más recursos para aplicar la misma estrategia de aprendizaje – y buscar concentrarse, enfocarse.

Al no cambiar la estrategia, los resultados probablemente sean los mismos, lo cual llevaría a la frustración.

Y esa frustración puede volverse aburrimiento y abandono, si la persona tiene poco éxito en repetidas ocasiones y poca confianza en sí misma.

Esta respuesta, además, trae consecuencias negativas sobre su percepción de autoeficacia (es decir, su creencia de lo que puede o no puede hacer).

¡Imagínate cómo le afectaría esto, si lo que quería aprender realmente le importaba!

 

Recomendaciones

¿Qué puedes hacer para que la confusión sea tu aliada en tu aprendizaje? 

Te recomiendo cuatro acciones:

  1. Escoge lo que quieres aprender porque te importa y vive la experiencia, en sus distintas etapas (incluso la confusión), enfocándote en tu proceso de largo plazo.
  2. Desarrolla flexibilidad para adoptar una u otra manera de aprender, según la necesidad, ensayando nuevas formas cuando sientas confusión. Y para esto trabajar con tus respiraciones, hacer pausas y ciertos movimientos ayudan.
  3. Solicita retroalimentación sobre tu proceso de aprendizaje y reflexiona sobre qué significa el conocimiento previo, en las nuevas situaciones que vives. En espacios de autoaprendizaje, una alternativa es pedir ayuda a un mentor o persona experta.
  4. Reconoce que la confusión y las dificultades son parte del aprendizaje y evita cualquier diálogo interior negativo que dañe la confianza en tus propias competencias. Para ello, sé consciente de tus emociones y trabaja en tus interpretaciones, detrás de ellas. 

 

Te invito a hacerlo. Poco a poco. Disfruta tu camino de aprendizaje. ¡Tú puedes!

 

Notas:

Para este episodio, se consultaron las siguientes fuentes bibliográficas:

  • Fayn K, Silvia PJ, Dejonckheere E, Verdonck S and Kuppens P (2019) Confused or Curious? Openness/Intellect Predicts More Positive Interest-Confusion Relations, Journal of Personality and Social Psychology: Personality Processes and Individual Differences, 117 (5), 1016–1033. doi: 10.1037/pspp0000257
  • Lodge JM, Kennedy G, Lockyer L, Arguel A and Pachman M (2018) Understanding Difficulties and Resulting Confusion in Learning: An Integrative Review, Frontiers in Education, 3:49. doi: 10.3389/feduc.2018.00049
  • Passarelli, AM and Kolb, DA (2020) 'The learning way: Learning from experience as the path to lifelong learning and development', EBLS Working Paper, number 1-20, Experience Based Learning Systems.
  • van Til C & van der Heijden F. (2010) PBL Study Skills: an overview, Maastricht University, Department of Educational Development and Research. Maastricht: Datawyse | Universitaire Pers Maastricht.
¿Quieres estar al día con las publicaciones? 

Apúntate y forma parte de Aprende Siendo.

Exploremos y aprendamos juntas/os.

Al registrarte a esta lista, aceptas que te enviemos un email para informarte sobre episodios del podcast, novedades y promociones. Conservaremos tus datos solo mientras lo desees.

Conócenos
Te acompañamos