10: ¿Sabes lo suficiente para aprender? Aprende siendo tú.

autonomía maneras de aprender motivación proceso de aprendizaje
Joven lee con interés cómo buscando información para construir algo

¿Has pensado que no sabes lo suficiente? Quizá has estado estudiando o investigando, pero sientes que no puedes usar lo que ya sabes. Incluso, ¿has sentido que no eres capaz de aprender?

En este episodio, desvelo un supuesto o premisa bajo la cual estamos construyendo con Aprende Siendo: saber no es lo mismo que aprender.

Además, hago la distinción entre “aprender de un modo único” y “aprender siendo tú”. ¿Deseas que te den la receta o deseas ser protagonista de tu aprendizaje? Tú decides.

 

 

 

 

¿Cuál es el supuesto o premisa en el proceso de construcción de Aprende Siendo?

 > “Saber no es lo mismo que aprender

 

Saber

 ¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas la palabra “saber”?

Probablemente, lo relacionas con tener información o tener un conocimiento. Podrías agregar que ese conocimiento sea útil para un objetivo que tengas.

Entonces, si estás estudiando un posgrado, haciendo una investigación, participando en un programa de formación laboral o iniciando un proyecto propio, puedes tener una lista de los conocimientos que necesitas para culminar esas cosas de manera satisfactoria y que esto se refleje en un desempeño; es decir, que puedas aplicar esos conocimientos para lograr tu objetivo.

 

Estoy segura que detrás de esas metas hay un “para qué” o un propósito importante que deseas alcanzar en tu vida - para ti, tus seres queridos y la sociedad. 

Sin embargo, ¿cuál es tu rol en ese proceso de adquirir conocimiento? ¿Estás aprendiendo?

Hagamos la distinción entre “aprender de un modo único” y “aprender siendo tú”. 

 

Aprender de un modo único

Generalmente, en la educación básica o superior, un modelo de enseñanza y aprendizaje tradicional era transmitir o transferir conocimientos.

Todo estaba predefinido para que la persona (estudiante) alcance cierto resultado o desempeño de una manera dada; es decir, con ciertos medios (contenidos, materiales, actividades). 

¿Te suena familiar?

 

Este modo de enseñanza premiaba el desempeño esperado (predecible) y, para ello, la realización de ciertas actividades de manera sistemática. 

O incluso se buscaba que las personas “internalicen” (o incorporen) ciertas ideas o actitudes para que sea más probable que se use el conocimiento de la manera instruida.

Podría agregarse actividades deportivas, recreativas o para-académicas para promover habilidades blandas (trabajo en equipo, comunicación, liderazgo, etc.), pero estas actividades eran externas al proceso de enseñanza de las materias “duras” (más técnicas o especializadas).

 

Sin embargo, tu aprendizaje no termina con un curso o una materia en particular, ¿cierto? Aprendes durante toda tu vida.

 

Ahora te pregunto, en el proceso de aprendizaje que tú estás viviendo:

  •  ¿Buscas adquirir conocimientos de un modo predecible y ordenado? 
  •  ¿Estás buscando que alguien te proporcione la receta para alcanzar tu objetivo?

 

Te propongo: Aprender siendo tú

Un modelo alternativo de aprendizaje consiste en que tú definas los resultados que deseas alcanzar y los medios para hacerlo

 

Tú eres responsable de tu aprendizaje

Tu proceso de aprendizaje puede ser visto como una investigación que está motivada por un propósito; es decir, para alcanzar algo que te importa. Tú gestionas o administras tu investigación; tomas decisiones.

Por tanto, no te sirve una receta porque tus motivaciones son propias y tú eres una persona integral (mente, emociones, cuerpo, espíritu) distinta a otras. Como la persona que eres ahora, tomas tus decisiones. 

 

Tienes tus propias maneras de aprender

Además, vas desarrollando y adaptando tus maneras de aprender, de acuerdo al contexto (entornos en los cuales actúas, en un tiempo específico) y a los recursos que tienes o puedes obtener. 

Entonces, en este modelo alternativo, tu proceso de aprendizaje está centrado en ti, no en una información o un conocimiento externo.

Por ende, puedes descubrir cosas que no habías previsto, que te pueden sorprender y pueden llevarte a tomar nuevas decisiones. 

 

Tú construyes tu conocimiento con tu experiencia y lo recreas, en tu interacción con el entorno. 

 

En términos de una investigación, tu pregunta inicial tendrá distintas respuestas y tú decidirás cuál tomas para continuar y cuál o cuáles retomas en un momento dado (aunque las hayas descartado inicialmente), con apertura. 

Como tus resultados no están predefinidos, sino que son flexibles, los medios para alcanzarlos también lo son y ahí entra tu curiosidad para asumir la incertidumbre y tu creatividad para encontrar caminos alternativos. 

 

Todo esto es posible, si la motivación que guía tu aprendizaje es realmente tuya, intrínseca, porque este aprendizaje está vinculado a algo que valoras. Y podrás escoger los medios que te permitan continuar esos caminos alternativos. 

 

No tienes que saber todo 

No necesitas tener todos los conocimientos, seguir todos los cursos, aplicar todas las técnicas o herramientas. Tampoco aquellas más novedosas o las más populares.

Tú puedes definir qué es adecuado para ti, con confianza, si te conoces mejor - quién eres, qué valoras y quién quieres llegar a ser.

 

Ahora, ¿ya sabes lo suficiente para aprender?

Considera por lo menos dos perspectivas (pueden ser más).

Primero. ¿Qué es suficiente? 

En el mundo, la velocidad a la que se genera información podría llevar a pensar que hay demasiado que abarcar. Replanteo:

  • ¿Qué necesitas saber?
  • Suficiente, ¿para qué?

 

Segundo.

  • ¿Qué modelo de aprendizaje quieres asumir en tu vida?
  • ¿Deseas que te den la receta o deseas ser protagonista de tu aprendizaje?

 

En el modelo alternativo, “aprender siendo tú”:

Mientras vas experimentando, desarrollando y adaptando tus maneras de aprender, tomando decisiones, ¿qué pasa contigo? 

Ya no eres la misma persona. ¡Estás transformando tu vida!



Una invitación especial

 Al inicio de este episodio, te decía que eres parte del proceso de construcción de Aprende Siendo. 

Entonces, si te atreves a conocerte mejor y buscas aprender con confianza, para alcanzar la vida que valoras, puedes ser parte de la Comunidad “Aprendiendo y transformando tu vida”. 

La Comunidad puede acompañarte, compartir tus dudas, celebrar tus avances y aprender de manera colaborativa. Te dejo el link en las notas.

 

En resumen 

En este episodio, te he explicado nuestra premisa de que saber no es lo mismo que aprender

Además, hemos visto dos modelos de aprendizaje. 

  • El modelo tradicional, que enfatiza la transmisión de conocimientos y la búsqueda de resultados previstos, con medios definidos.
  •  El modelo alternativo “aprender siendo tú”, en el cual eres protagonista de tu aprendizaje y puede ayudarte a transformar tu vida.

 ¿Cuál escoges? 

 

Estoy convencida de que puedes aprender siendo tú y descubrir el placer de aprender con confianza. Está en tus manos.


Notas:

1. El modelo de aprendizaje “aprender siendo tú” está inspirado en el enfoque de desarrollo humano, el aprendizaje autodirigido y aprendizaje experiencial. Asimismo, recoge elementos del coaching ontológico. 

👉Escucha el video: “Aprendizaje transformacional enfocado en el ser humano”, en nuestro canal de YouTube: Nuestro modelo.

 2. Te invitamos a la Comunidad “Aprendiendo y transformando tu vida”

👉 Postula aquí: https://www.facebook.com/groups/aprendiendotransforma 

 

Si prefieres que te cuente este episodio en video, puedes dar clic 👇 

 

 

¿Quieres estar al día con las publicaciones? 

Apúntate y forma parte de Aprende Siendo.

Exploremos y aprendamos juntas/os.

Al registrarte a esta lista, aceptas que te enviemos un email para informarte sobre episodios del podcast, novedades y promociones. Conservaremos tus datos solo mientras lo desees.

Conócenos
Te acompañamos